Gigi Hadid no se ha puesto infiltraciones en la cara

0
59

Al igual que muchas otras compañeras de profesión, Gigi Hadid no se ha librado de enfrentarse a un buen número de rumores sobre sus supuestos pasos por quirófano.

En su caso, su rostro aniñado y su figura han dado mucho que hablar debido a los cambios evidentes que han experimentado a lo largo de su carrera, que ella ha atribuido siempre a las fluctuaciones de peso que experimenta debido a sus problemas de tiroides y que le costaron sus antiguas curvas de la adolescencia.

«La gente cree que me he puesto infiltraciones en la cara, y que por eso tiene una forma tan redondeada. Y lo gracioso es que soy así desde que nací», le ha asegurado a su maquilladora Erin Parsons en una conversación que se ha retransmitido por Instagram.

Su aspecto físico en concreto fue sometido a un intenso escrutinio el pasado mes de febrero mientras participaba en la Semana de la Moda. Por aquel entonces aún no había trascendido que estaba esperando su primer hijo con el cantante Zayn Malik, pero su cuerpo sí había empezado a mostrar los cambios asociados al embarazo.

«Estaba embarazada de varios meses y creo que ya se me notaba en las mejillas, así que tampoco es que quede mucho espacio para rellenar con infiltraciones», ha bromeado.

Gigi no puede evitar reírse cuando lee en la esfera virtual todos los retoques que se le atribuyen, porque en realidad rara vez se anima siquiera a someterse a tratamientos de belleza no invasivos.

«La gente cree que me he cambiado las cejas, para arquearlas, pero si miras mi fotos de cuando era un bebé, ya tenía las mismas cejas puntiagudas», ha señalado.