Grandes Ligas manda a cerrar operaciones en academias en Dominicana

0
71

Como mayor factoría de peloteros que entra al sistema de desarrollo de las Grandes Ligas, la República Dominicana mantiene una conexión tipo vientre cordón umbilical con el bebé. Los datos de 2019 dicen que el 19.8% de los jugadores que pasaron por las ligas menores lo hicieron en la Dominican Summer League (DSL) y los 30 equipos tienen modernas academias en el país, primer cedazo para depurar el talento internacional.

De ahí que el domingo, cuando la oficina de la MLB envió un documento con las directrices acordadas con el sindicato para afrontar la crisis del COVID-19, tres de los 11 párrafos fueron destinados al manejo de las operaciones en suelo dominicano.

“Los equipos deben reducir el número de jugadores en sus academias, enviando a casa a los jugadores que tienen un lugar conveniente y seguro durante el paro, incluyendo jugadores que están recibiendo tratamiento no urgente que puede ser monitoreado a distancia por el cuerpo médico del club”, dice el comunicado, elaborado por la oficina del comisioando Rob Manfred.

“Reconocemos que podría no ser recomendable o prudente para todos los jugadores el regresar a sus hogares, incluyendo los peloteros de Venezuela y jugadores que necesitan apoyo adecuado o atenciones médicas. Al mandar a sus casas a algunos jugadores, los equipos tendrán más espacio en sus academias para acomodar a otros, incluyendo algunos que están actualmente en Estados Unidos, que no tienen otras opciones viables”.¿Qué impacto tiene?

La DSL, que se juega entre mayo y agosto, es el circuito más grande de todo el sistema de ligas menores. En 2019 hubo 45 equipos con 1,719 jugadores de 19 países. 963 fueron criollos.

Para esta altura del año los jugadores están en una fase de preparación física, previo a la pausa de un mes para regresar a finales de abril.

Cuando los peloteros retornan en abril se realiza la parte final de los reportes para determinar cuáles serán despedidos, cuáles viajarán a las ligas de novatos de temporada corta para abrir espacio a las nuevas firmas mayores de 17 años que serán firmados en julio y serán incluidos en los planteles de ese año en la DSL.

Como mayor factoría de peloteros que entra al sistema de desarrollo de las Grandes Ligas, la República Dominicana mantiene una conexión tipo vientre ombligo umbilical con el bebé. Los datos de 2019 dicen que el 19.8% de los jugadores que pasaron por las ligas menores lo hicieron en la Dominican Summer League (DSL) y los 30 equipos tienen modernas academias en el país, primer cedazo para depurar el talento internacional menor de edad.

De ahí que el domingo, cuando la oficina de la MLB envió un documento con las directrices acordada con el sindicato para afrontar la crisis del COVID-19, tres de los 11 párrafos fueron destinados al manejo de las operaciones en suelo dominicano.

«Efectivo inmediatamente, los equipos deben reducir el número de jugadores en sus academias, enviando a casa a los jugadores que tienen un lugar conveniente y seguro durante el paro, incluyendo jugadores que están recibiendo tratamiento no urgente que puede ser monitoreado a distancia por el cuerpo médico del club”, dice el comunicado.

“Reconocemos que podría no ser recomendable o prudente para todos los jugadores el regresar a sus hogares, incluyendo los peloteros de Venezuela y jugadores que necesitan apoyo adecuado o atenciones médicas. Al mandar a sus casas a algunos jugadores, los equipos tendrán más espacio en sus academias para acomodar a otros, incluyendo algunos que están actualmente en Estados Unidos, que no tienen otras opciones viables”.

“Hasta mayores informaciones, los equipos no deben programar prácticas o trabajos en grupo en sus academias en Dominicana y deben de forma inmediata implementar protocolos de higiene y distancia para socializar, lo más extenso posible”.

¿Qué impacto tiene?

La DSL, que se juega entre finales de mayo y agosto, es el circuito más grande de todo el sistema de ligas menores. En 2019 hubo 45 equipos que aglutinaron a 1,719 jugadores de 19 países.

Para esta altura del año las operaciones con jugadores suelen estar en su fase de pausa de un mes para retomar los trabajos a mediados de abril. Se trabaja más en el acondicionamiento físico, se disputa una cuota menor de intercambios inter escuadra y con otros equipos.

Cuando los jugadores retornan al trabajo en abril se realiza la parte final de los reportes para determinar cuáles serán despedidos, cuáles viajarán a las ligas de novatos de temporada corta para abrir espacio a las nuevas firmas mayores de 17 años que serán firmados en julio y serán incluidos en los planteles de ese año en la DSL.

Las 30 organizaciones disponen de modernas academias en el país, donde disponen de áreas de hospedaje, gimnasios, estadios, salones de estudios, entre otras facilidades.

Un pelotero puede jugar hasta cuatro temporadas en la DSL.