Dominicanos alcanzan en la MLB el 49% de los suspendidos por dopaje en 15 años

0
20

Pedro Martínez frunció el sueño cuando se le pidió su opinión y entre todo lo que expresó dijo sentir vergüenza ajena. Vladimir Guerrero, muy reservado para hablar hasta con los temas suyos, tomó el micrófono e hizo saber que ha perdido la capacidad de asombro con la frecuencia que compatriotas fallan pruebas de dopaje.

Faltan casi dos semanas para el inicio de la temporada 2020 de las Grandes Ligas y la República Dominicana ya ha sacado cuatro casos más de ventaja en la fangosa lista que encabeza con holgura, una que pone un asterisco gigante al buen nombre labrado en 73 años de presencia en el Big Show.

Primero fueron en febrero Francis Martes (161 partidos), horas más tarde llegó Pablo Reyes (80), luego se informó de Víctor Alcántara (80) y el más reciente fue Domingo Leyba, el viernes. En la orina de Alcántara, agente libre, se encontró Stanozolol y en la del resto Boldedona, ambos ayudan a ganar masa muscular. En 2005 la Major League Baseball comenzó a aplicar suspensiones a jugadores que violaran el programa de dopaje introducido un año antes y las cifras recabadas desde entonces dejan muy mal parado al béisbol quisqueyano.

Desde entonces la liga ha informado de 89 sanciones a 81 jugadores que figuraron en las plantillas. Casi la mitad de los casos fueron dominicanos, 40 o lo mismo que el 49.3%. Este alto porcentaje se alcanza a pesar de que los duartianos no superan en nómina el 13% de las plantillas totales.

Los nombres castigados demuestran que el pelotero de esta media isla no respeta estatus a la hora de doparse. Desde figuras con pasos tan breve que pocos recuerdan como Agustín Montero (el primero) hasta hombres con ojos de Salón de la Fama como Manny Ramírez y Robinson Canó, en la ficha también aparecen Bartolo Colón, Miguel Tejada, Jhonny Peralta, Melky Cabrera y Ervin Santana.

Seis de ellos violaron el programa en más de una ocasión, como Neifi Pérez, Ramírez, Guillermo Mota, Antonio Bastardo y Martes. Jenrry Mejía lo hizo tres veces.

En comparación, Estados Unidos, que suele representar sobre el 70% de los jugadores que toman parte del Gran Circo ha tenido 28 suspensiones, para el 35%. Venezuela, tercer productor, acumula siete casos (8.6%) y el último se remonta a 2013 cuando Francisco Cervelli fue castigado como parte del caso Biogenesis. Cuba tiene tres y Puerto Rico, Japón y Nicaragua, uno.

En las 15 campañas transcurridas entre 2005 y 2019 hubo 513 peloteros dominicanos que vieron acción en al menos un partido de la MLB. Es decir, que el 8% de los jugadores con pasaporte duartiano que pasó por el Big Show fue suspendido.

Castigo que ha llegado acompañado de 3,067 partidos.

Al sumarse los 14 otros que fueron descubiertos utilizando sustancias prohibidas mientras estaban en ligas menores pero con experiencia de Major League Baseball la cifra sube a 54. De ahí que el 10.5% de los peloteros dominicanos en los últimos tres lustros reprobó en los laboratorios.

Solo en 2008 no hubo suspensiones a criollos.La opinión de Pedro

“Siento un poco de vergüenza ajena por esa situación”, dijo Martínez al ser cuestionado por Junior Pepén antes del partido Twins vs Tigers del pasado sábado en el Quisqueya. “A los jóvenes quiero exhortarles a trabajar fuerte, como dijo mi compadre, a mantenerse íntegros, a respetar el juego y a no dañar la imagen de nuestro país, la República Dominicana”.

A Martínez, asistente especial de los Medias Rojas de Boston, le frustra saber que haya jugadores que crean que pueden evitar ser descubiertos, en una época cuando los exámenes en el año superan los 10,000 entre orina y sangre.

“Estoy dentro del béisbol, estoy con la Major League Baseball, estoy al tanto de todo lo que está pasando, la prueba del doping de estos tiempos es imposible de burlar… es un caso perdido tratar de creerse que van a burlar el doping que les hacen a los peloteros en estos tiempos. Yo les exhorto a los jóvenes de República Dominicana que no traten de ninguna manera de usar nada que no esté aprobado por la Major League Baseball”, dijo Martínez.

En lo que respecta a las ligas menores, solo entre 2012 y 2019 fueron suspendidos 198 dominicanos.