Bolsas mundiales se recuperan tras semana negra

0
72
A woman wearing a face mask walks past a screen showing the numbers on Taiwan's Stock Exchange in Taipei on March 13, 2020. - Global stock markets suffered historic falls as panic spread on March 13 over the spiralling coronavirus crisis that has killed nearly 5,000 and infected sport, schools and society across the planet. (Photo by Sam Yeh / AFP)

Con la esperanza puesta en las acciones masivas anunciadas por gobiernos y bancos centrales para contrarrestar el impacto económico del coronavirus, los mercados mundiales intentaban mantener el viernes su subida de la víspera, poniendo fin a una semana negra.

Las bolsas europeas abrieron con fuertes alzas: Londres ganaba 5,2%, Fráncfort 6,5% y París 5,5%. La bolsa de Madrid subía de su lado 3,5% y la de Milán casi 3%.

«La verdadera dimensión del daño económico sigue siendo desconocida, pero los mercados tienden a moverse por delante del mundo real», consideró el analista Neil Wilson, de Markets.com.

La recuperación de las plazas europeas sigue lo ocurrido horas antes en Asia que, en un contagio mundial, el viernes se apuntó a la tendencia alcista marcada la víspera por Wall Street.

El mercado de la deuda es el gran beneficiario de la inyección monetaria, que da un respiro a numerosos gobiernos, empezando por Italia, y al sistema bancario global.

«Las últimas medidas adoptadas por los bancos centrales y los gobiernos, que tienen un alcance mucho mayor que las adoptadas inicialmente, están teniendo un efecto estabilizador en los mercados financieros» y están permitiendo «un rebote esta mañana», subrayó Tanger Le Liboux, estratega de la correduría Aurel BGC.

La situación sanitaria sigue siendo crítica, y cada vez más autoridades, como las de Argentina y California, se están sumando al confinamiento «preventivo y obligatorio» de sus poblaciones para intentar frenar la propagación del covid-19.

En este contexto, los recursos movilizados por los países asciende a cientos de miles de millones y los mercados, que en un principio parecían insensibles a estas cantidades vertiginosas, empiezan lentamente a tranquilizarse.

– El riego de volatilidad persiste –

Los republicanos en el Senado de Estados Unidos presentaron el jueves un paquete de ayuda de un billón de dólares para salvar la economía del país, donde 70.000 personas fueron despedidas en sólo una semana.

También el Banco Central Europeo (BCE) sacó la artillería pesada con un plan de «emergencia» de 750.000 millones de euros de compra de deuda pública y privada. 

Y el Banco de Inglaterra (BoE) rebajó su principal tipo de interés bancario del 0,25% al 0,1% -un récord absoluto- además de aumentar en 200.000 millones de libras (234.000 millones de dólares, 216.000 millones de euros) su deuda pública y privada hasta los 645.000 millones.

Nada parece calmar el apetito de los inversores por el dólar, considerado un valor refugio, que subió en detrimento del euro: el jueves la divisa europea alcanzó su nivel más bajo en tres años contra el billete verde.

Por su parte, el sector petrolero, también muy golpeado, se benefició el viernes del aumento de los precios del crudo, después de que el barril de WTI se disparase casi un 24% el jueves en Nueva York, compensando casi todas sus pérdidas del día anterior gracias a las medidas de estímulo, al atractivo de los bajos precios y a las señales de apaciguamiento en el pulso entre Rusia y Arabia Saudita.

Sin embargo, Liboux advierte de que en la sesión del viernes expiran los contratos mensuales y trimestrales sobre opciones y futuros, «lo que promete volatilidad y volúmenes elevados en el contexto actual».