¡A votar!

0
16

Ningún dominicano adulto puede permitir o desear que la historia lo juzgue de mala manera por no acudir hoy al llamado cívico a ejercer su derecho al voto en momento cuando la democracia y la institucionalidad requieren consolidarse aún más mediante la celebración en este día de elecciones libres, limpias y concurridas.

El temor al coronavirus no debe ser obstáculo para incumplir con tan trascendente compromiso, porque Salud Pública y la Oficina Panamericana de la Salud (OPS) ha señalado que no existen riesgos, menos aun si se observan las recomendaciones sobre higiene corporal.

La Junta Central Electoral (JCE) con el acompañamiento de la Organización de Estados Americanos (OEA), observadores nacionales y foráneos, ha trabajado intensamente para cumplir con el cronograma de organización y montaje para la reposición de unos comicios que hoy deben convertirse en ejemplo de civilidad.

El diálogo político, aunque sin la presencia de algunos actores partidarios, tuvo un final de consenso en torno a compromisos trascendentes, incluida la designación de una procuradora electoral, para que las elecciones municipales transcurran de la mejor manera y para que sus resultados sean acatados por las partes.

Los dominicanos están hoy compelidos a convertir un compromiso cívico en la obligación ciudadana de acudir a sus respectivas mesas electorales y ejercer libremente su derecho a elegir, en la seguridad de que su voto constituye un inestimable aporte a la democracia.

Otras naciones han celebrado o convocado elecciones en medio de situaciones sanitarias adversas o gravosas, como Francia, por ejemplo, que precisamente hoy realizará sus comicios municipales.

Los siete millones 487 mil 40 electores inscritos en el padrón electoral, concurren hoy a 16,032 colegios electorales, en lo que es y debe ser una gran fiesta de la democracia, donde libremente se escogerán tres mil 849 cargos.

Nada ni nadie impedirá que los dominicanos cumplan con el deber y obligación de ejercer el sagrado derecho al sufragio. ¡A votar!