Familias y niños del CAID continúan plan terapéutico desde sus casas a través de plataforma digital

0
72

El Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), a través de sus diferentes servicios médicos y terapéuticos, continúa desde los hogares el plan terapéutico de sus beneficiarios mediante guías informativas y orientativas para padres y cuidadores.

Personal de las sedes Santo Domingo Oeste, Santiago y San Juan mantienen contacto frecuente con las familias de los pacientes, quienes a distancia reciben indicaciones de las tareas.

Las guías contienen las herramientas necesarias para que las familias puedan continuar las terapias de sus hijos desde sus hogares, con la finalidad de que no sean afectados por la suspensión de los servicios.

La medida responde al período de emergencia y el toque de queda establecido en el país, entre otras medidas dispuestas por el presidente Danilo Medina para frenar el ritmo de contagio del coronavirus (COVID-19).

El CAID, principal iniciativa de la primera dama Cándida Montilla de Medina, ha democratizado el acceso de los niños y niñas de cero a doce años de edad, con síndrome de Down, Trastorno del Espectro Autista (TEA) y Parálisis Cerebral, a atenciones especializadas.

En Santo Domingo: terapia física 

En el CAID Santo Domingo Oeste, que dirige el doctor Moisés Taveras, el Servicio de Terapia Física elaboró la guía “Orientaciones fisioterapéuticas para padres y cuidadores en el hogar”.

Los expertos imparten instrucciones sobre la forma correcta de cargar, cambiar de posición y movilizar a los niños con discapacidad motora.

Explican, además, que para llevar a cabo algún ejercicio es importante tener en cuenta que los niños y niñas no estén atravesando por algún proceso gripal.

Exhortan a los familiares y tutores a realizar los ejercicios indicados en la guía, los cuales han sido trabajados previamente en el centro por los terapeutas con sus niños y a seguir las recomendaciones que hacen las autoridades para prevenir el coronavirus.

El instructivo recomienda que desde los hogares se trabajen el control cuello y el tronco; cambiar de posición cada 15 o 20 minutos a los niños que están espásticos (muy duritos); y cuidar las posiciones de la cabeza, espalda y pies para evitar malas posturas y deformidades.

Asimismo, mantener a los niños y niñas sentados, parados o caminando durante 5 o 10 minutos de acuerdo a sus habilidades; incentivar la posición de gateo; subir y bajar escaleras y realizar movilizaciones con cuidado.

“Es importante trabajar en el control de tronco sentado para mejorar su equilibrio en esa posición (pueden utilizar alguna pelota terapéutica, si la tienen); utilizar recursos del entorno como material terapéutico; realizar ejercicios para mejor coordinación y balance”, indica la guía.

De igual forma, durante la marcha, patear pelotas o vejigas para ayudar a la coordinación y balance del tronco de manera dinámica y divertida y ejercitar a los infantes, pero sin agotarlos con exceso de actividad.

Se recomiendan actividades para realizar en los hogares a fin de que continúen las formas óptimas de tono, movimiento y postura de acuerdo a las capacidades de cada niño.

En Santiago: videos, Whatsapp y llamadas

En el CAID Santiago, que dirige el doctor Guillermo Ángeles, el plan terapéutico de seguimiento  a distancia que están ejecutando los terapeutas ha sido adaptado a las necesidades de cada beneficiario y estructurado según las posibilidades de acceso a la tecnología por parte de sus familiares.

Por tales motivos, algunos niños y niñas y sus tutores están siendo monitoreados por video y otros por llamadas telefónicas tradicionales. 

«Estamos compartiendo a los padres el material para trabajar de manera frecuente, enviamos las asignaciones diarias a través de correos electrónicos y mensajería de Whatsapp, de modo que los tutores puedan dar seguimiento al plan terapéutico desde casa y así juntos podamos mantener los logros alcanzados por los pequeños hasta el momento» explicó Ana Peña, terapeuta del Habla y el Lenguaje en CAID Santiago. 

En tanto, Mabel Mercado, del equipo de Terapia Física, destacó que la primera responsabilidad que tienen en el seguimiento de las terapias es lograr que por ningún motivo los padres paren de ofrecer las terapias a sus hijos.

«Ahora más que nunca nos hemos dado cuenta de lo valioso que ha sido involucrar a los padres de manera directa en las sesiones terapéuticas de sus hijos, ya sea asistiendo a los terapeutas o recibiendo entrenamiento para dar continuidad al plan terapéutico en casa. Gracias a esto, aunque estamos en cuarentena, los niños pueden seguir recibiendo terapia bajo nuestra orientación», agregó Mercado.

El CAID Santiago ofrece servicios a familias de las 14 provincias de la región Norte o Cibao.

En San Juan: tareas terapéuticas en las casas

El CAID San Juan mantiene disponible al personal médico, terapéutico y a los agentes sociales, para que las familias beneficiarias reciban orientaciones y respuestas a sus inquietudes, ante situaciones que pudieran presentárseles en sus hogares.

“Con las familias se ha enfatizado la importancia de mantenerse en sus hogares por la situación de riesgo sanitario que afrontamos y a la que sus hijos son altamente vulnerables, de igual manera se refuerza la continuidad de las tareas terapéuticas en la casa y les requerimos mantenernos informados sobre las eventualidades que se les presenten”, dijo el director Fausto Martínez.

Los equipos de Intervenciones y Servicio Social están definiendo nuevas estrategias para seguir habilitando a las familias, con herramientas que les facilite y dinamice el trabajo terapéutico que ya venían realizando en casa. 

Esta sede impacta a todas las provincias de la región Sur.