Facilidades y éxito del RD vs USA deja al Caribe sin un Clásico mudado a Miami

0
18

Puerto Rico cumplió con las expectativas hasta donde su techo alcanzaba las tres veces que montó fases del Clásico Mundial de Béisbol (2006, 2009 y 2013) y la República Dominicana, que ha recuperado la confianza perdida hace dos décadas de MLB, se ilusionaba con que la quinta edición trajera una llave al Quisqueya.

Pero Miami demostró ser una sede demasiado exitosa, tanto que no solo derrotó las candidaturas caribeñas antes de que se presentasen, sino que por primera vez su estadio acogerá tres “patas” del principal torneo internacional de béisbol en su próxima versión.

En la Ciudad del Sol con todas sus conexiones áreas y terrestre, capacidad hotelera y población latina los dominicanos jugaron como local en las gradas, Estados Unidos y Puerto Rico por igual tanto en 2013 como 2017. Si se incluye en la ecuación a Venezuela (que ya lo hizo en Kissimmee en 2006) puede dar resultado similar, con unos 210,000 bolivarianos establecidos al sur de La Florida.

En la edición más reciente (2017) a los tres partidos de primera ronda disputados por los dominicanos allí asistieron 101,786 fanáticos, una media de 33,929 pagando boletas que comenzaban en US$10.99 en zona de binoculares hasta US$1,116 detrás del home.

La novena que dirigió Tony Peña tuvo un respaldo superior al anfitrión (82,329).

De hecho, el Marlins Park, inaugurado en 2012 con una inversión de US$706 millones de hoy, conoció récord de asistencia que se mantiene hasta la fecha ese 11 de marzo cuando los dominicanos remontaron un 0-5 en el sexto para ganar 7-5 a Estados Unidos, impulsado por jonrones de Nelson Cruz y Starling Marte. Asistieron 37,446 almas.

Cuando criollos y norteamericanos volvieron a verse en cuartos de final, en San Diego, asistieron 43,002 personas al Petco Park, con triunfo 6-3 para los locales.

Jim Small, vicepresidente internacional de MLB, dijo que el proceso para escuchar ofertas de sede se abrió el verano pasado y generó gran interés. Y señaló que el ambiente vivido en ese partido entre dominicanos y estadounidenses, además de las facilidades de la ciudad, inclinaron la balanza para escoger la locación con ese protagonismo.

Ya desde la segunda ronda en Miami en 2013 se enviaba buena señal del potencial que tenía la casa de los Marlins. Llevó 154,624 espectadores al cuadrangular que tuvo a italianos, estadounidenses, boricuas y dominicanos.

Una competencia que en su última edición superó los US$100 millones en ingresos (de acuerdo a Forbes), donde la boletería de los 973,699 espectadores aportó una cuota importante, con alcance en TV a 182 países.20 equipos, 4 partidos

La organización el Clásico 2021 comenzó a desglosar el martes cómo será el evento. El torneo se jugará del 9-29 de 2021, arrancando en Taiwán y Japón con los grupos A y B.

Las tres rondas en Marlins Park serán la preliminar con los juegos del Grupo D (14 al 8 de marzo de 2021); los cuartos de finales de Norteamérica con los equipos que avancen de los Grupos C y D (19 y 20 de marzo); y la etapa final que incluye las dos semifinales y la final (del 21 al 23).

En Taiwán se jugará en el Taichung Intercontinental Baseball Stadium, mientras en Japón la sede será el Tokyo Dome. En Phoenix se jugará en casa de los Diamondbacks, el Chase Field.

En lugar de 16 países esta vez serán 20. Los 16 de 2017 repiten junto a cuatro que saldrán del clasificatorio el próximo mes en Arizona.

Cuatro grupos de cinco equipos abren la fase preliminar del Clásico 2021, en la que cada equipo tiene cuatro juegos. Los primeros dos de cada grupo avanzan a cuartos. Los dos mejores del Grupo C de Phoenix chocarán contra los dos del Grupo D en Miami. Mientras, los dos mejores del Grupo A en Taiwán se medirán en Tokio a los dos mejores del B.

De Japón y Estados Unidos saldrán dos equipos que disputarán en Miami los dos partidos de semifinales, de los cuales saldrán a su vez los dos equipos del juego de campeonato.