Decían que margarita era un liderazgo subsidiario y ¿cual es el miedo?

0
16

La reacción de algunos desaforados leonelistas ante la integración de Margarita Cedeño, vicepresidenta de la República y miembro del comité político del Partido de la Liberación Dominicana a la campaña de apoyo de los candidatos municipales del partido oficial, lo único que demuestra es la importancia que ahora dan a quien infravaloraron en el pasado y en tantas ocasiones intentaron disminuir en su potencialidad como valor político en la República Dominicana.

Su presencia en el municipio de Guerra el pasado fin de semana no puedo pasar desapercibida para nadie que este medianamente enterado de lo que significa su nombre el el mercado electoral, ya que se ha construido un capital político a partir de un intenso trabajo con los grupos mas pobres del país, sin que nadie le haya provisto mas que de la oportunidad de trascender al simple hecho de ser en un caso primera dama de la República y en el otro ocupar la vicepresidencia de la República.

Margarita lo que ha tenido es la oportunidad de construir un liderazgo carismático que se fundamenta en romper el molde que ha caracterizado a la función de primera dama, que le correspondía en el 2004 por ser la esposa de Leonel Fernández y que no necesariamente otorga a quien lo ocupa un liderazgo político, y en el caso de la vicepresidencia ocuparse de los programas sociales del gobierno, que fue una decisión del Presidente Danilo Medina, quien a su vez a alabado su gestión en todos los discursos de rendición de cuentas durante los últimos 7 años.

Lo que no ha ocultado Cedeño es que aspira a algo mas que ser primera dama y vicepresidenta de la República, por lo que al convertirse en un valor político de primer orden en el país, tenía que tomar decisiones que la pusieran por encima del encasillamiento a que la han sometido durante los últimos años, cuando su esposo ha mantenido una campaña constante para volver a la presidencia de la República y el grupo a su alrededor siempre vieron con ojeriza el evidente crecimiento de la popularidad de la actual vicepresidenta de la República.

Nadie podrá acusar a Margarita de no haber apoyado a Leonel hasta su ultima campaña dentro del PLD, pues supo tragarse la infravaloración a que había sido sometida durante años por ese grupo, ponerse por encima de las evidentes posibilidades que tenía en ese momento de ser la candidata del partido de gobierno con mas que claras posibilidades de ganar las elecciones (los sondeos no mienten en cuando a que esta por encima de Fernández en todas las encuestas) y se encaramó junto a su esposo en el ultimo suspiro de la campaña interna de su partido, siempre respetando la dignidad de su cargo.

Sin embargo alguna decisión tendría que tomar ante la locura de intentar llevarse de encuentro a todo el proyecto de progreso y avance que ha representado el PLD para la República Dominicana, cuando Fernández de una manera inexplicable para los mas racionales del país, decide aliarse a los sectores que han sido tradicionalmente sus enemigos políticos, y abandona su partido de mas de 40 años de militancia detrás de un albur llamado ahora ¨La Fuerza del Pueblo¨, que tiene solo como objetivo llevarlo nuevamente al palacio nacional como presidente de la República.

Ante esta disyuntiva, Margarita optó evidentemente no seguir el camino de Leonel, después de todo poco o nada iba a construir alrededor de un proyecto de este tipo tan personalizado que LFP son las siglas de un proyecto presidencial mas que de un partido político, y decide seguir apoyada en lo que es su militancia tradicional dentro del PLD y sus compañeros de lucha de años dentro del comité político de ese partido, es decir, opta por trasparentar lo que es un liderazgo político mas que evidente dentro de la población, y que no es hoy en día una verdadera opción de poder porque se entendía como una subsidiaria de Fernández.

Un análisis de la correlación de fuerzas que se da dentro del PLD y la proyección de los liderazgos dentro de ese partido, deja entender que la principal beneficiaria de la salida de Leonel Fernández del partido de gobierno es Margarita Cedeño, porque este la deja un espacio de crecimiento dentro de lo que fue el ¨leonelismo¨ dentro del partido morado, pues en ella verán los grupos que se consideraban representados por el ex-presidente una puerta a abierta para la participación dentro de la campaña electoral de Gonzalo Castillo y una garantía de participación en el gobierno que se iniciará el próximo 16 de Agosto de este año.

Es decir, la herencia de Margarita de las estructuras leonelistas dentro del PLD, convirtiéndolas en grupo propio, es al mismo tiempo un aporte invaluable a la campaña de su partido, pues ella asume la representación de quienes son peledeístas, no se irán de su partido, habían sido parte de la competencia interna dentro de ese partido en un grupo diferente al mayoritario, y ven en ella ahora una garantía de apoyo y vía de unidad dentro de un recuperado partido de gobierno que evidentemente fue impactado primero por una larga confrontación interna y después por una división con la salida del que fuera presidente de esa agrupación política.

Ahora quizás se entiende por que de la histeria de algunos leonelistas desaforados que atacan una decisión mas que inteligente de la vicepresidenta de la República Margarita Cedeño, después de todo ella también tiene derecho a construirse su propio camino al margen de Leonel porque para eso ha trabajado y es reconocida por la mayoría de la población, y es que con su presencia en lo que pareciera será un frente de campaña para las elecciones de Febrero, y sobre todo las de Mayo, se cierran todas las puertas de mas deserciones dentro del PLD y suben de modo importante las posibilidades de repetir una victoria morada en primera vuelta.

Si como decían por años lo de Margarita Cedeño era un liderazgo subsidiario y arropado por su esposo, algunos son tan machistas que no se imaginan a una mujer con liderazgo propio, entonces no sabemos porque se preocupan tanto los adversarios del PLD, muy especialmente los del ¨Fupu¨, solo que parece que no es así, y ella hace honor a la confianza que ha depositado en su persona el presidente Danilo Medina, quien esta destinado a asumir el tercer frente que decidirá las elecciones a favor del partido de gobierno, después de todo parece que dentro del los morados no caben las improvisaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here